Consejos para decorar una pecera

La decoración que elijas puede ser “muerta” o “viva”. La primera se refiere a los corales y conchas muertas y varios tipos de rocas naturales y artificiales. La decoración viva incluye “rocas vivas” y varios invertebrados vivos que generalmente están estáticos. Es posible que desees comenzar con una decoración muerta y luego pases a la otra decoración. Puedes crear un fondo de cualquier cosa que elijas o comprarlos ya hechos con tu distribuidor. Estos suelen ser fotos panorámicas alargadas de escenas submarinas plantadas, puedes ponerla en el exterior de la pecera. Algunos pueden suministrarte fondos tridimensionales que dan la apariencia de que la pecera tiene más profundidad. Los fondos de colores lisos probablemente sean las opciones más eficaces. Azul y negro son los colores que más se usan pero la decisión es toda tuya. Los peces no le pondrán atención al color del fondo.

decoracion peceraPuedes crear una amplia variedad de fondos. El papel de aluminio arrugado puede ser un buen fondo para ponerlo en la parte externa como baldosas de corcho aplicados en el interior de la pecera antes de adicionar el agua. ¿Para qué poner fondos? Si haces unos pocos fondos para la pecera podrás cambiarlos de acuerdo con tu estado de ánimo. Si tienes éxito con las plantas y tienes espacio, puedes llenar el fondo con una gran cantidad de vegetación. Construye el fondo con cuidado y mezcla bien las plantas acuáticas dentro de la pecera y podrás obtener un efecto maravilloso.

Organizar las decoraciones dentro de la pecera. Al organizar la decoración recuerda que los peces no son lo suficientemente inteligentes como para entender lo que es la parte delantera y trasera de la pecera. Aunque tienes que darles a los peces algunos lugares para que puedan esconderse, tienes que dejarles sitio para que naden libremente en la parte delantera, por lo que elegirán esta zona como su territorio natural de encuentro y ejercicio. Tómate el tiempo y la molestia para asegurarte de que cualquier roca está sólidamente colocada de modo que no se caiga si la arena de la bese se mueve. Un sorprendente número de peces e invertebrados parecen deleitarse reorganizando la arena cuidadosamente. No apoyes rocas contra equipos como calentadores o filtros porque te arrepentirás cuando necesites cambiarlos o ajustarlos. Si decides enterrar un difusor de aire dentro de un trozo de coral o una concha, recuerda ponerlo en lugares de fácil acceso para que puedas cambiarlo fácilmente, ten en cuenta que se bloquean con increíble frecuencia.

Utilizar rocas artificiales. Una opción sensata para la decoración de la pecera es el uso de rocas talladas. Las piedras naturales adecuadas incluyen rocas de césped, pizarras, arenosas y la mayoría de los tipos de granito. Asegúrate de que las rocas que elijas estén limpias. Si sientes que las rocas de granitos y otras rocas similares no se ven lo suficientemente exóticas, hay rocas artificiales que tienen una apariencia “submarina” y escarpados más realista. Son mucho más porosas y por lo tanto no desplazan tanta agua como las reales. Una en particular, llamada roca gruta, es ideal para mezclarla con rocas vivas y otra, la roca de lava, tiene una tonalidad roja particularmente atractiva bajo una luz. Puedes comprar piezas que simulan rocas y muros bajos que pueden ser útiles para ocultar equipos y crear repisas en la pecera. Usa un sellador de silicona para peceras para fijar piezas juntas y hacer formas interesantes.

El uso de “rocas vivas”. La decoración ideal es conocida como “roca viva” y es, de hecho, piezas de rocas excavadas de los bancos de coral, las mejores piezas proceden del mar. Cada pieza es diferente, a menudo tienen formas interesantes llenas de pequeños agujeros y cuevas y, cada una contiene una gran cantidad de vida marina, incluyendo corales, pólipos, algas, crustáceos y erizos de mar, estas criaturas a menudo se desarrollan en formas adultas si los otros habitantes de la pecera se lo permiten. No hay duda de que la roca viva es la más natural, más bella, más útil y el tipo más sano de decoración a escoger para una pecera. Si eliges la roca viva, entonces no la compres hasta que la pecera esté completamente lista, pero, puedes utilizarla para aclimatar la pecera de manera natural en lugar de utilizar agentes químicos. Si compras una cantidad grande, encontrarás que tienes una gran cantidad de nitrito y tendrás que realizar un cambio grande de agua después de que se madure la pecera y antes de introducir los peces. Si sólo utilizas una pequeña cantidad para madurar la pecera será aún mejor que comprar más de la cantidad requerida antes de tener los animales celulares, además de que es injusto molestar a las criaturas marinas sensibles en su nuevo entorno.

La roca viva tiene algunas desventajas, no es menos importante su alto costo, lo cual la descarta como una opción para muchos autárquicos. Una forma de reducir la carga financiera es establecer una base de roca tallada más barata y luego cubrirla con roca viva, de donde al menos tengas algo vida que se irá incrustando en las piezas muertas. Un segundo inconveniente de la roca viva es que no tendrás control sobre el tipo de vida que contiene. No sirve de nada quejarse después si descubres que has introducido inadvertidamente un depredador feroz como un camarón mantis o una colonia de poliquetos. Estos gusanos son inofensivos pero increíblemente fértiles y muchos autárquicos han acabado literalmente con la pecera al hervirla para quitar una masa de gusanos no extraíbles. Un tercer problema con la roca viva es que, ya que contiene vida, se cuenta como un invertebrado y por lo tanto evita que la medicación que se utiliza en la prevención de enfermedades sea del todo eficiente. Con estos datos en mente, la creación de una pecera con peces solamente es, de muchas maneras, mucho más fácil y mucho más barata que un ambiente natural mixto con peces e invertebrados, especialmente para los principiantes.

Corales y conchas. El coral muerto y las conchas fueron una vez un método popular para decorar las peceras pero, la conciencia sobre los problemas de destrucción del hábitat ha cambiado radicalmente nuestro modo de pensar. Los duros corales, ya sean vivos o muertos, se encuentran bajo las regulaciones de CITES (Convención sobre el Comercio Internacional de Especies Amenazadas) para evitar su exportación internacional y, por lo tanto, están cada vez menos disponibles para los aficionados. A pesar de todo, todavía existen piezas que pueden estar disponibles para el uso de los autárquicos. A menos que estés seguro de que la pieza ha sido pre-tratada, debes tratar cualquier pieza que elijas de coral o concha para que no contenga ningún habitante vivo original. Para tratar los corales debes sumergirlos durante 24 horas en una solución de 50ml de lejía por cada litro de agua (equivalente a una taza en un galón). En el caso de las conchas, asegúrate de que el cloro llegue al núcleo. Después de este período de remojo, pon las piezas en agua corriente durante 48 horas hasta que no quede el menor olor a legía en el aire. Una vez más, asegúrate de que las grietas internas de las conchas se hayan lavado a fondo.

libro ¡IMPORTANTE!

¿Te gustan los animales?...descarga 100% gratis nuestro ebook: "Animales salvajes" y conviértete en un experto del reino animal.

Podrás conocer características sorprendentes, imágenes impactactes, curiosidades que ni te imaginas y mucho más sobre tus animales preferidos.
¿Qué esperas?... ¡ES GRATIS!


This entry was posted in Peces de acuario and tagged , , . Bookmark the permalink.