Salud de las aves mascotas

El manejo cuidadoso y la alimentación de las aves aseguran que la probabilidad de contraer Gripe Aviar se mantenga al mínimo, pero habrá ocasiones en las que es inevitable. La  enfermedad en aves sanas es bastante simple de reconocer y tratar, pero hay muchos en que los síntomas se complican y se confunden por tanto en caso de duda, consulta con el veterinario local.

salud avesA la primera señal de la enfermedad se debe aislar a las aves de sus compañeros. Los signos de la enfermedad pueden hacer que el ave se sienta las plumas hinchadas y en general luzca de mal humor, tenga excrementos muy sueltos y a menudo los ojos llorosos o medio cerrados.

El mejor tratamiento disponible para un ave enferma es el suministro puntual de calor. Las jaulas hospitalarias pueden ser eficaces en este tratamiento. La mayoría de las aves poseen una temperatura corporal de 40 °C (104 °F). Tan pronto como un ave se enferma su temperatura corporal cae drásticamente y esto debe ser evitado a toda costa.

La jaula hospitalaria debe ajustarse a 24 °C (76 ° F). Normalmente un antibiótico suave también ayuda, pero se debe tener cuidado con cualquier medicamento ya que una sobredosis puede ser fatal. Los suministros adecuados y exquisiteces colocados en la jaula-hospitalaria pueden animar al ave enferma para que coma. Se le debe suministrar mucha agua potable hervida.

Reducir la temperatura de forma gradual cuando el ave muestre signos de recuperación. La luz en la jaula hospitalaria debe estar encendida las 24 horas del día para que el ave se alimente siempre que lo desee. Una vez que vuelva a comer será un signo seguro de que se está recuperando, pero, no debe incorporarse al aviario hasta que esté en su estado normal.

Cuando utilices la jaula hospitalaria asegúrate de que las perchas están cercanas al suelo o elimínalas por completo si el ave enferma no está lo suficientemente fuerte como para posarse en ellas hasta que pueda hacerlo. La habilidad de las aves para posarse otra vez es otra señal de mejora.

Abscesos: Los Loros son especies que a menudo tienen abscesos en el área del pico los cuales pueden ser confundidos con tumores. Sólo deben ser eliminados por un veterinario y aplicarle un antibiótico para evitar la reinyección. Son causados por agentes bacterianos.

Aspergillosis: Esta condición resulta de la falta de higiene y afecta a las aves al inhalar partículas de aire de un hongo llamado Aspergillums fumiga. Ocurre sobre todo en las clases más grandes de loros pero puede afectar a los periquitos pequeños, aunque no suele ser común en estos últimos. La dificultad para respirar puede estar acompañada por secreción de las fosas nasales. Algunos colombófilos agregan potasio y yodo toothier (21/2 granos para 4 cucharadas de agua) al agua potable de las aves como medida preventiva.

Asma: Los síntomas son: respiración jadeante y pesada, dificultad para respirar, puede desarrollarse después de un resfriado. Otras causas del asma incluyen la infección de los sacos de aire, de los pulmones, la aparición de Aspergillus (véase más arriba), la inhalación de polen o vapores tóxicos. Esta afección puede tomar varios meses para erradicarla. Un pájaro con asma por lo general tiene el pico entre abierto y las plumas erizadas. Las fosas nasales a menudo se obstruyen y el tratamiento debe ser con medicamentos descongestionantes para el resfrío y la administración de un inhalante de resistencia media todos los días. Estos remedios pueden ser comprados para las aves en las tiendas de mascotas o suministrados por un veterinario. Vaporizadores eléctricos pueden ser utilizados para facilitar la aplicación del inhalante. Los Par-raquetas y los periquitos son los más propensos a sufrir de esta enfermedad.

Infección bacteriana: Los síntomas son diarrea, pérdida de apetito y peso corporal. La forma de prevenirla es manteniendo una buena higiene y limpiando a fondo y de manera regular el aviario con desinfectante. Una nueva ave debe mantenerse en aislamiento por un período de 30 días antes de ser colocada en el aviario para asegurarte que no es portadora de ningún virus.

Sangrados: En el caso de sangrados debe detenerse rápidamente mediante el uso de un coagulante para la sangre como es el agua oxigenada aplicándola con un algodón húmedo.

Huesos rotos: Un ala rota puede ser el resultado de un susto que recibe el ave o por volar en la oscuridad. Una pata rota puede ser porque se le quedó enredada en la red del aviario. La mayoría de las aves se recuperan con bastante facilidad por sí solas sin necesidad de tratamiento, sin embargo, las alas rotas a veces terminan con deformaciones permanentes que pueden afectar la capacidad de volar. El ave debe colocarse en una jaula hospitalaria con la percha cercana al suelo. El ocio forzoso le impedirá utilizar la parte afectada y esta sanará mucho más rápido. Eslingas y férulas no siempre son eficaces, pero si se desea, una férula hecha con vigas de palos de piruleta o guías de plumas puede ayudar.

Bumblefoot: En los pinzones puede llegar a ser una condición muy severa, especialmente en la vejez. Las patas se inflaman y se llenan de grumos. Dado que el tratamiento consiste en realizar pequeñas incisiones en ellos y apretar suavemente el contenido, debe hacerse con extremo cuidado y aplicar un coagulante para la sangre. Se recomienda que lo haga un veterinario ya que es muy doloroso para el ave y podría entrar en shock o tener una insuficiencia cardíaca si el procedimiento no se hace correctamente.

Cáncer: El cáncer en las aves se manifiesta con la aparición de depresión y puede ser visibles o interno. Mientras que algunos tipos externos pueden ser re-movidos, otros no son tratables y en estos casos, puede ser más humano poner al ave a dormir sin dolor.

Cataratas: La medida en que se forman a través del ojo puede ser por una mala alimentación durante un período de tiempo prolongado. Poco puede hacerse en una situación como esta.

Coccidiosis: Es una enfermedad poco común causada por un organismo microscópico llamado Coccidia. Afecta los intestinos de las aves. El animal se vuelve débil y demacrado y puede tener diarreas con sangre. Medicamentos con azufre pueden añadirse al agua de beber pero es difícil de curar y se propaga rápidamente. No debe aparecer si se tiene una buena higiene, teniendo particular cautela en los climas cálidos.

Resfriados: Aísla al ave ante la primera señal de resfriado. La temperatura debe fijarse en 25 ° C (80 ° F). Un pájaro con resfriado tiene las plumas hinchadas en posición encorvada. Los ojos pueden lagrimear y parece que están medio cerrados. Si el catarro es severo abrirá y cerrará el pico con frecuencia y suele estar acompañado por la falta de apetito. Un remedio para el resfriado leve puede obtenerse en una tienda de mascotas y un inhalante también será útil. Unas vitaminas y un poco de miel pueden añadirse al agua potable.

Conjuntivitis: Es un inflamación dolorosa en los ojos causada por un virus, hongos, bacterias o algún otro irritante. Un ave afectada frotará sus ojos contra las perchas, parpadeará mucho y puede que tenga secreción acuosa o amarillenta de los ojos. El tratamiento oportuno por un veterinario con un antibiótico debe ayudar.

Estreñimiento: El ave pasa trabajo para excretar y los excrementos pueden ser pequeños, secos y duros; ayuda añadir la vitamina B al agua potable. Dos cucharadas de melaza mezclados en un litro de agua destilada también puede ayudar.

Atragantamiento: El cuello puede verse bloqueado por los alimentos o como resultado de un trastorno digestivo. Aparece una protuberancia en la parte inferior del cuello que parece que el ave va a vomitar. La cirugía generalmente es necesaria.

Quistes: Los quistes amarillos en la piel o los crecimientos no malignos, a menudo en las alas, son muy comunes en los periquitos. Pueden ser retirados con facilidad por un veterinario.

Muerte dentro del huevo: Muchos factores pueden ser responsables de que los polluelos de aves que aún están dentro de los  huevos  se encuentren muertos. Uno o ambos padres pueden ser inmaduros o demasiado viejos; puede ser causado por un factor genético o una deficiencia en la dieta de ciertas vitaminas y minerales tales como la vitamina B. Sustancias tóxicas como el DDT pueden ser responsables si son ingeridas por los padres en algún momento, cáscara del huevo demasiado gruesa o el pollo pegado a la membrana interna. Puede haber una falla en los padres para incubar el huevo correctamente o por falta de humedad. Lo principal es tratar de descubrir la causa.

Diarrea: Esta condición suele ser un síntoma de otra enfermedad y rara vez se debe a un problema de la dieta, con esta condición puedes tomar dos tabletas de anti diarreicos y administrársele al agua de las aves para que la beban. Si no notas mejoría en unos días, consulta con el veterinario.

Huevo adherido: Los huevos adheridos son un problema muy frecuente en las ves jóvenes y en ocasiones en las ya maduras. En el momento de poner el huevo se les ve que hacen un esfuerzo como si estuvieran estreñidas. Son incapaces de expulsar el huevo y una vez que su fuerza se agota la muerte puede seguir rápidamente. El conducto de salida se hincha y puedes tocar el huevo suavemente con tu dedo índice sin aplicar presión. Darle un baño suave con agua tibia alrededor del ano y un poco de calor puede ayudarle. Esta afección se puede prevenir mediante una dieta que contenga una mezcla de aceite de hígado de bacalao con semillas que provoquen desechos duros en tus aves. El clima frío también puede causar este problema, por lo que a las aves jóvenes no se les debe permitir reproducirse en este tipo de clima. También se puede prevenir la condición asociada a huevos de cáscara blanda, proporcionando un montón de huesos y sémola sepia en la dieta diaria. La dieta inadecuada, la falta de calcio y ejercicio a menudo dan lugar a estas dos condiciones en algunas gallinas maduras. Siempre proporciónales un suplemento mineral a las aves reproductoras.

Ruptura de la bolsa del huevo: se produce cuando la hembra expulsa no sólo el huevo, sino la membrana del saco de los huevos u oviducto. Esta debe ser forzada suavemente a través de la abertura hacia atrás, en caso de que el procedimiento tome algún tiempo la membrana debe permanecer humedecida con una solución salina para prevenir la infección de los tejidos delicados.

Enteritis: Los síntomas son inflamación del intestino delgado normalmente acompañado de diarrea. Los excrementos son acuosos y a menudo verdes. Puede ser provocado por la prolongada ingestión de semillas para aves a beber mucho,  ventilación es inadecuada u otras mala prácticas de cría. La Enteritis Infecciosa es muy peligrosa y puede destruir todo el aviario si el ave afectada no es aislada de inmediato. Las condiciones de hacinamiento y suciedad son la causa más común. La adquisición de nuevas crías que no hayan sido debidamente aclimatadas pueden traer esta enfermedad, por lo que nunca debes añadir un nuevo pájaro a tu aviario sin tenerlo 30 días aislado. Si tiene enteritis por lo general se podrá observar. Pon el ave en la jaula hospitalaria y dale un medicamento que contenga sulfa. La jaula hospitalaria debes desinfectarla después de cada uso.

Ácaros: Es posible que haya ácaros cuando las alas y la cola de un pájaro parece que las han masticado. Un insecticida suave en aerosol diseñado específicamente para las aves debe erradicar los ácaros.

Plumas arrancadas: Las plumas arrancadas son ocasionadas por otras aves, aunque hay algunas que sufren de aburrimiento o de deseo de tener una pareja y a menudo se las arrancan ellas mismas. Algunas aves sienten deficiencias en su dieta que pueden llevarlas a hacerlo. En ocasiones un ave dominante le arranca las plumas a un ave más débil y puede llegar a atacarla para matarla. Estas aves dominantes deben alejarse y ser colocadas con aves mayores.

Convulsiones: Las convulsiones a menudo son causadas por una dieta inadecuada y la falta de ejercicio. Otra causa puede ser la sobreexposición al sol en especies de aves no tropicales.

Mudar el plumaje: Si las aves jóvenes, en particular los periquitos, muestran una muda de plumas anormal que persiste incluso cuando ya son maduros, puedes estar presenciando esta condición que se conoce como muda francesa. Esta se caracteriza porque mudan continuamente las plumas de las alas y de la cola. Se dice que las causas pueden ser por una alimentación incorrecta durante la reproducción y tal vez por un factor hereditario. Es mejor no reproducir estas aves.

Adelgazar: El término es aplicado a un ave de aspecto enfermizo que pierde peso rápidamente. Es un síntoma que puede indicar que hay otras enfermedades. En casos extremos puede tener tuberculosis. La pérdida del apetito provoca una rápida pérdida de peso. La muerte puede sobrevenir, por lo que las aves que exhiben esta tendencia deben ser aisladas en una jaula hospitalaria y animarlas para que empiecen a comer tan pronto como sea posible. En algunos casos nada ayuda y el ave muere. Es aconsejable obtener una autopsia en caso de que otro pájaro evidencia una condición igual.

Bocio: El Bocio se evidencia como una hinchazón en el cuello. Sólo los periquitos y las gallinas, por lo general, sufren de esta aflicción. El funcionamiento incorrecto de la glándula tiroides es la causa y puede ser adquirida sólo mediante la reproducción. El tratamiento con bloques de yodo es el remedio habitual. Una gallina afectada no debe reproducirse.

La Gota: Las patas, alas y cuello se ven afectados por un depósito de una sustancia blanca y dura alrededor de las articulaciones. Esto ocurre raramente y sobre todo en los periquitos y los loros, generalmente después de una infección renal. Masaje bajo anestesia es el tratamiento normal.

Enfermedades del corazón: Los ataques al corazón por lo general son fatales y ocurren principalmente en aves de mayor edad o en los pájaros que tienen un impacto repentino o miedo. Los casos leves de la enfermedad cardíaca pueden en ocasiones ser tratadas con medicamentos.

Piojos: En ocasiones aparecen en las aves. Las aves afectadas se vuelven inquietas, se rascan y frotan la piel continuamente. El Piretro en polvo es un tratamiento muy seguro y eficaz.

Botulismo: Es un veneno mortal que da lugar a la muerte, un condición conocida como “cuello flexible”, es una forma de parálisis que se origina en el cuello del ave y afecta gradualmente todo el cuerpo. Generalmente es provocada por un microorganismo que se encuentra en el agua sucia y la comida podrida que atrae a las moscas. No existe una cura.

Sarna animal: Los periquitos y las cotorras grandes a veces se ven afectados por estos ácaros. Afectan el pico y hay que tener cautela porque puede extenderse a las otras zonas de la cara.

Muda: Los pájaros mudan las plumas dos veces al año, primavera y otoño, cada muda normalmente dura alrededor de seis semanas. Las aves se ven muy desaliñadas durante esta fase. Debes mantener una cuidadosa vigilancia ante cualquier ave que parezca tener una condición diferente para que la aísles y le proporciones calor. A los pinzones puedes administrarle un suplemento dietético de mentas si la muda no es normal u ocurre fuera de temporada. A otras aves con plumajes suaves debes darle vitaminas y minerales líquidos, los mejores suplementos vienen en forma de polvo que puedes espolvorearlos con facilidad sobre sus comederos. Cualquier muda que ocurra fuera de la primavera o el otoño, conocida como la “muda suave”, puede ser el resultado del exceso sol que le llega a un pájaro a través de un cristal o porque este se sienta intimidado por otra ave.

Nefritis: Esta enfermedad es común en todos los tipos de aves. El pájaro se vuelve apático, las plumas se le ven desgreñadas y bebe mucha agua. Los excrementos son de color blanco.

Ornitosis (psitacosis): Esta era una enfermedad muy terrible y fatal si era contraída por los seres humanos. Afortunadamente ya no es mortal, aunque todavía causa síntomas muy desagradables parecidos a los de la neumonía y puede hacer que uno caiga gravemente enfermo. Es una enfermedad viral que causa letargo, diarrea verde, dificultades respiratorias y secreción de los ojos y la nariz. Es tratable si se detecta a tiempo. La recuperación es lenta. Se encuentra generalmente sólo en las aves recién importada de regiones de riesgo.

Crecimiento excesivo  del Pico o las uñas: Algunas especies presentan tendencia a tener las uñas demasiado grandes y pueden engancharse de la red del aviario. Es muy fácil cortar las uñas con cortaúñas, teniendo mucho cuidado de no cortar una vena. Si cortas una vena inadvertidamente, detén la hemorragia con agua oxigenada. Cuando el pico está demasiado grande también puede recortarse.

Neumonía: Un resfriado no tratado puede convertirse fácilmente en neumonía. Mantén al ave afectada caliente. Un tratamiento rápido con aureomycin o sulfa es el remedio más eficaz.

Ácaros rojos: Los ácaros rojos son más frecuentes durante el clima cálido del verano. Viven en rincones y hendiduras durante el día y por la noche emergen para alimentarse de la sangre de las aves. Pueden volver anémico al pájaro e incluso matarlo. El Pyrethrumes el aerosol estándar más seguro para exterminar esta plaga, más lento en efecto que algunas otras marcas pero muy seguro para las aves. No contamina los alimentos ni el agua. Los Softballs sudamericanos, cuando son recién importados, a menudo llevan consigo algunos piojos y ácaros por lo que debes atomizarlos antes de introducirlos en el aviario.

Regurgitación: La mayoría de las aves regurgitan para alimentar a sus compañeros o crías. En ocasiones lo hacen para alimentar a su amigo favorito en señal de afecto. Las regurgitaciones por otras razones pueden indicar enfermedades tales como la retención de alimentos, alimentos agrios, una indigestión simple o a veces un resfriado cuando además lo que expulsa está acompañado de secreciones nasales.

Reumatismo: Es una inflamación dolorosa de las articulaciones que a menudo se produce en las aves adultas. Muy poco se puede hacer para aliviarlo aunque en ocasiones el masaje puede ayudar.

Raquitismo: Esto puede afectar a muchas aves, pero sobre todo a los periquitos jóvenes. Una dieta incorrecta, deficiente en vitaminas puede hacer que el ave tenga las piernas cortas y malformadas con inflamación en las articulaciones. Los pajaritos débiles son incapaces de volar. La harina de huesos y vitamina D3 deben ser añadidos al pienso para evitar y tratar esta enfermedad.

Salmonelosis: Es causada por la bacteria Salmonella. A menudo es fatal para las aves y puede ser transmitida a los seres humanos. Los síntomas incluyen letargo, diarrea, disentería y sed excesiva. Las convulsiones ocurren normalmente seguidos de una muerte súbita. En caso de sospecha, los excrementos de las aves deben ser analizados. El tratamiento temprano con los antibióticos correctos emitidos por un veterinario normalmente debe curarlo. Los lugares donde se tengan las aves deben ser completamente desinfectados.

Cara y piernas escamosas: Esta condición es causada por un pequeño ácaro. Costras de color blanco amarillento se forman en el pico, alrededor los ojos y en ocasiones en las piernas y alrededor del ano. Debes tratar esta dolencia con una solución al 10% de benzoato de bencilo aplicándolo con algodón todos los días al despertar el ave. Debes tratarlo inmediatamente ya que los casos más graves puede deformar el pico.

Shock: Puede ser causado por una serie de factores. Los malos tratos son la causa más frecuente. Sustos nocturnos también pueden causar shock y conducir a un ataque al corazón.

Trastorno de la cavidad nasal: Estos problemas inusuales suelen aparecer después de un resfriado. El ave tiene las fosas nasales obstruidas y los ojos llorosos. Una cavidad nasal gravemente afectada a menudo crea un gran nódulo con sustancia mucosa dura. Debes efectuar un corte en el nódulo pinchándolo con una aguja esterilizada. Se formará una postilla y después podrás eliminarla fácilmente con un suave masaje. Quita suavemente todo el moco duro que hay fuera con un algodón húmedo o un bastoncillo de algodón para evitar la recurrencia de esta condición.

Huevos con cáscaras suaves: Esto a menudo es causado por una deficiencia de calcio y parece ocurrir con más frecuencia en los periquitos. Muchos criadores administran boroglucanate de calcio directamente o en el agua potable para evitar esta enfermedad.

Dolor en las patas: Las aves en ocasiones sienten dolor en las patas porque las cáscaras de las semillas y los excrementos se atascan a ellas. La irritación puede provocar pequeñas llagas. Debes introducirle las patas en agua caliente mezclada con un desinfectante suave y lavarle bien los grumos. Sécalas  ligeramente y aplica un poco de vaselina. El ave debe ser tratada las veces que sean necesarias hasta eliminar las llagas.

Cultivo agrio: El cultivo agrio es causado por trastornos digestivos y puede dar lugar a un olor fuerte y desagradable. Una cucharadita de bicarbonato de sodio debe ser mezclado en un litro de agua y se le debe dar al ave por dos días.

Inflamación de la glándula sebácea: La glándula sebácea se forma en la base de la cola producto de las visitas al suelo para acicalarse y arreglarse que acostumbran hacer las aves. En ocasiones el aceite y la suciedad obstruyen la glándula y provoca hinchazón y dolor. Un mondadientes, fósforo o un algodón húmedo se debe utilizar para eliminar la sustancia aplicando una presión muy suave.

Parásitos: En ocasiones afectan más a los loros que a las otras especies de aves. La limpieza es el mejor método de prevención. El veterinario puede prescribir un producto antiparasitario.

libro ¡IMPORTANTE!

¿Te gustan los animales?...descarga 100% gratis nuestro ebook: "Animales salvajes" y conviértete en un experto del reino animal.

Podrás conocer características sorprendentes, imágenes impactactes, curiosidades que ni te imaginas y mucho más sobre tus animales preferidos.
¿Qué esperas?... ¡ES GRATIS!


This entry was posted in Aves mascotas and tagged , . Bookmark the permalink.